La agroindustria citrícola: consideraciones

citricos proceso agroindustria destacada

Esta actividad implica la combinación de dos procesos productivos: el agrícola y el industrial, los cuales son de gran importancia para la economía citrícola.

* Introducción

No cabe duda que la agricultura siempre ha sido una de las actividades económicas más importantes para la sobrevivencia humana y, evidentemente, la citricultura no se queda atrás en este sentido. No obstante, a pesar de ser una de las labores productivas de alimentos más antiguas de la humanidad y tener diversos factores naturales que la condicionan, el avance tecnológico también ha hecho que la citricultura cambie de forma radical y, sobre todo, se explote al máximo. 

En este sentido, una forma en la cual se le ha sacado un gran provecho a la citricultura a nivel mundial es la agroindustria. “El sector citrícola tiene dos formas principales de comercialización de sus productos. Por un lado, existe un mercado que está basado en la comercialización de los productos frescos; y, por otro lado, existe un mercado para aquellos bienes que son producto de la transformación industrial de la fruta” (León & Hernández Quiroga, 2012, pág. 308).

* ¿Qué es la agroindustria?

Antes de entrar en materia, es importante definir de forma general a la agroindustria para así, poder entender de mejor manera el impacto y la importancia que tiene en las actividades agrícolas. En este sentido, hay diferentes concepciones sobre la agroindustria, una de las más concretas dice que “…es un sistema dinámico que implica la combinación de dos procesos productivos -el agrícola y el industrial- que se utilizan para transformar de manera rentable los productos provenientes del campo” (Carbajal, Ramírez Hernández, & López Velázquez, 2013). 

Por otro lado, se puede apreciar otra definición más detallada en la que indica que es una “actividad que permite aumentar y retener en las zonas rurales, el valor agregado de la producción de las economías campesinas a través de la ejecución de tareas de post cosecha en los productos procedentes de explotaciones silvoagropecuarias, pesqueras y acuícolas tales como la selección, el lavado, la clasificación, el almacenamiento, la conservación, la transformación, el empaque, el transporte y la comercialización” (Meier, Bacigalupo, Iriarte, & Brieva, pág. 5). 

Ahora que ya se tiene un panorama general de lo que es la agroindustria, es importante analizar sus características principales para saber de qué forma actúa. De acuerdo con Virginia Flores, esta área cuenta con tres principales características a tomar en cuenta, sobre todo en cuanto a la materia prima con la que trabaja (en este caso los cítricos) (Aruquipa, 2008, pág. 15): 

  • Estacionalidad: Evidentemente al tratarse de productos del campo, la agroindustria depende de las condiciones climáticas, por lo que habrá ciertas épocas del año en las que haya un desequilibrio entre la oferta y demanda.
     
  • Perecibilidad: Los cítricos son productos que tienen cierto tiempo de conservación en buen estado, por ello es vital aplicar técnicas de conservación y almacenamiento para así evitar pérdidas.
     
  • Variabilidad: Si bien lo que se busca con la agroindustria es tener un mejor control del campo, hay ciertos aspectos que aún no se pueden controlar en su totalidad como plagas, calidad o cantidad de la materia prima a procesar.

* ¿Cómo es que surge la agroindustria?

Sabiendo lo que significa como tal el concepto y las características que engloban a esta actividad, cabe mencionar que son diversas las razones por las que se implementa la agroindustria en un país, zona o región. En este sentido, López y Pando afirman que “debido a que desde 1985 ha disminuido significativamente la producción de cítricos […] se han buscado alternativas económicas que permitan seguir manteniendo vigente la economía citrícola” (López & Pando Moreno, 2014, pág. 265).

Si bien, esto último se menciona específicamente con relación a la zona citrícola de Nuevo León, México, es algo vigente en muchas otras partes el mundo, pues son fenómenos similares los que abren paso a la agroindustria, pues “al comenzar los años noventa, el mercado mundial incrementa la demanda de productos frutihortícolas en estado fresco, principalmente destinados a satisfacer consumidores que requieren productos estandarizados y envíos “just in time”, pero también se asiste a una creciente producción de normas de calidad y seguridad alimentaria por parte de instituciones públicas y privadas…” (Tadeo, 2008, págs. 3-4).

Por último, también puede haber otros factores que hagan que la agroindustria se vea presente en la actividad agrícola y en la citricultura en específico (Aruquipa, 2008, págs. 16-17): 

  • Oportunidad de mercado: Como se mencionó anteriormente, en el caso de que haya demanda de cierto producto, las agroindustrias pueden instalarse para explotar el mismo.
     
  • Problema de sobreproducción agrícola: Hay épocas del año en las que hay cosechas en abundancia, por lo que una manera de hacer uso de toda esa producción es la industrialización.

* La agroindustria de cítricos

Dentro de la cadena de producción de cítricos, existen diferentes áreas en las que la mano de la agroindustria es inevitable y que, a su vez, potencializa la actividad citrícola y hace que tenga un mejor rendimiento. En este caso mostraremos cuatro de las principales ramas de la agroindustria cítrica como lo son las empacadoras, jugueras, extracción de aceites esenciales y procesamiento de cáscaras.

  1. Empacadoras 

Independientemente del producto final, las industrias empacadoras siempre se encuentran presentes, pues para la comercialización de cualquiera de las producciones que se revisarán a continuación, se requiere sí o sí de empaquetarlos. Puede haber procesos de envasado, de almacenamiento, entre otros, pero las empresas dedicadas al empaquetado son muy importantes en la agroindustria cítrica. 

Ahora bien, también pueden estar inmersas en la comercialización de frescos. En este caso, “las empacadoras le dan uniformidad y “buen” color a la fruta, es decir, se agrupan los cítricos con tamaños semejantes y con un color atractivo para su consumo; si bien en ellas no se realiza un proceso de transformación como tal, sí se le agrega un valor extra, a través de las operaciones de limpieza, clasificación, estandarización, cerrado y empacado, para cumplir los requisitos que demanda el mercado de consumo en fresco” (López & Pando Moreno, 2014, pág. 266).

  1. Juguera

Uno de los productos cítricos industrializados más consumidos son los jugos. Ya sea de naranja, toronja, mandarina, entre otros, es una industria muy importante. Es por ello, que “los extractores industriales de cítricos comenzaron a desarrollarse en los años 40 y 50, y desde entonces no han dejado de incorporar nuevas mejoras y avances tecnológicos que han permitido aumentar los rendimientos y la calidad del zumo obtenido” (León & Hernández Quiroga, 2012, pág. 311).

En la industria juguera los productos cítricos frescos pasan por diversos procesos para poder tener el zumo (como también se le llama al jugo en diversos países latinoamericanos) que se comercializa y se vende al público. En primera instancia se realiza la recepción e inspección de la fruta, se procesa, para después almacenarse y finalmente se hace el envasado, empacado y despacho (León & Hernández Quiroga, 2012, págs. 316-318).

  1. Extracción de aceites esenciales

A nivel mundial estos productos son muy demandados, sobre todo los aceites esenciales provenientes de las naranjas y los limones. Un ejemplo es el petitgrain, que es un aceite mayoritariamente producido en Paraguay y que es muy buscado por las perfumerías, por lo que su precio en el mercado es muy alto. Para su producción se pueden seguir cualquiera de los siguientes procesos explicados a continuación: extracción, extracción con disolventes volátiles, desterpenación y destilación al vacío (León & Hernández Quiroga, 2012, págs. 327-332).

  • Extracción: Son dos los métodos de extracción que se utilizan: de raspadura y esfumatura. “El primer método se considera idóneo para la transformación en continuo de grandes cantidades de fruto, mientras el proceso de “esfumatura” se prefiere en empresas de tipo medio o artesanales especializadas en producir aceites esenciales de calidad “exquisita”” (León & Hernández Quiroga, 2012, pág. 328). Después de llevar a cabo cualquiera de los dos procesos el producto saliente es refinado mediante una centrífuga de alta velocidad.
     
  • Extracción con disolventes volátiles: La clave para tener éxito en este método es la elección del disolvente. La realidad es que son muchos los que se han utilizado, pero los dos mejores son el éter de petróleo altamente purificado, y el benceno.
     
  • Desterpenación: Algunos aceites cítricos cuentan con una gran cantidad de terpenos, que se oxidan y polimerizan rápidamente en reposo, por lo que es preferible extraerlos de los aceites.
     
  • Destilación al vacío: Es un método para destilar sustancias a temperaturas que se encuentran por debajo de su punto de ebullición. Si bien es efectivo, no es tan utilizado, pues el costo es mayor que cualquiera de los anteriores.
  1. Producción de cáscara deshidratada

Otra área en la que es aplicada la agroindustria de cítricos es la producción de cáscara deshidratada. Esta “…se obtiene del prensado y separación de la emulsión zumo-aceite del fruto, para posteriormente triturarla y disolver mediante agua todos los sólidos solubles y posteriores secados con aire caliente forzado a través de un cilindro giratorio” (León & Hernández Quiroga, 2012, pág. 334). 

Este proceso habitualmente conlleva siete etapas que inicia después de la extracción en el proceso para la obtención de aceite esencial, pues básicamente es un subproducto de este último. Posteriormente vienen las etapas de lavado; prensa exprimidora, que tiene la función de quitar el exceso de agua de la etapa anterior; secado; inspección; envasado; y almacenamiento (Ibid).

* Conclusión

La combinación entre la agricultura, la industria y la tecnología, ha generado cambios a gran escala en la población y ha impulsado el desarrollo del ser humano. De esta manera, la agroindustria se ha convertido en un medio indispensable para sostener el estilo de vida actual. Específicamente en el sector citrícola, es muy importante ya que le da valor a toda la cadena de producción que se deriva de ella y poder así, satisfacer la demanda de los productores que lo requieran.

* Bibliografía

* Aruquipa, V. F. (2008). La Agroindustria Rural Como Alternativa De Desarrollo Rural. Caso: Cítricos. La Paz: Universidad Mayor de San Andrés. Obtenido de https://repositorio.umsa.bo/bitstream/handle/123456789/2266/TD1900.pdf?sequence=1&isAllowed=y

* Carbajal, L. M., Ramírez Hernández, Z., & López Velázquez, M. (2013). Competitividad de las pequeñas y medianas empresas (PYMES) agroindustriales en cítricos de Álamo, Veracruz. Investigación administrativa, 42(111). Obtenido de: http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S2448-76782013000100066

* León, G., & Hernández Quiroga, E. (2012). Cítricos: Cultivo, Poscosecha E Industrialización. Caldas: Corporación Universitaria Lasallista. Obtenido de https://d1wqtxts1xzle7.cloudfront.net/53415064/citricos-with-cover-page.pdf?Expires=1621539259&Signature=KeHAlAQ4YOtrgLB~yOoF5Qcs~1WM4IQhGnSBb0P-L2EX8O4Q88D2xyE9yiT4GsOQJdRiGGN6HB28h~IVi7t8~~1smfRuMQ4-x15fszW8w5g2Blmx2rKmr~x6pF51n5XH2T~7aSpFyBt3UzpYD1kiFY

* López, Á. L., & Pando Moreno, M. (2014). Región Citrícola de Nuevo León. Su complejidad territorial en el marco global. Universidad Nacional Autónoma de México. Obtenido del sitio web: http://www.publicaciones.igg.unam.mx/index.php/ig/catalog/download/41/41/125-1?inline=1

* Meier, G., Bacigalupo, R., Iriarte, L., & Brieva, S. (s.f.). Alternativas agroindustriales a la producción de naranjas y mandarinas en Entre Ríos. Cítricos IV Gama. Obtenido de http://www.apiperu.com.pe/argentina/trabajos/IPPIA_085_Meier_G_.pdf

* Tadeo, N. (2008). Calidad y seguridad alimentaria en productos frutihortícolas frescos de exportación: Implicaciones en los procesos laborales de la agroindustria de cítricos dulces de Entre Ríos. Mundo Agrario, 8(16). Obtenido de https://www.mundoagrario.unlp.edu.ar/article/view/v08n16a01/948

Deja un comentario

Compartir:

Síguenos en redes sociales