Cítricos de California sufren por tercer año, a causa de la sequía

Con el tercer año consecutivo de sequía en California y las constantes y repentinas olas de calor, es fundamental cuidar los árboles de cítricos para mantener su producción de frutas. Productores de la zona ponen en práctica algunos métodos de prevención, señales y tratamientos para la recuperación de árboles afectados.

Hay varias formas de proteger los árboles del sobrecalentamiento. Regar temprano o más tarde en el día puede ayudar a reducir la evaporación del agua y ayudar a los árboles a tolerar las altas temperaturas del mediodía.

El riego más frecuente ayuda a los árboles a absorber mejor el agua y previene el estrés por sequía del calor del verano. Los árboles cítricos plantados en suelos arenosos necesitan más agua en comparación con los plantados en suelos pesados.

Otra forma de retener la humedad y darles buenos nutrientes a los árboles, es esparcir mantillo, o cualquier capa de material natural como corteza o hojas trituradas, en un diámetro de 2 a 3 pies alrededor del árbol sin tocar el tronco para evitar que este se pudra.

Si la temperatura de las hojas alcanza con frecuencia los 98 grados y comienzan a curvarse hacia adentro, esto podría ser una secuela dejada por el calor. Si no se toma cuidado a tiempo, pueden ocurrir decoloración de las hojas, retraso en el crecimiento, reducción en la floración y fructificación, aumento de la caída de la fruta o quemaduras solares en la fruta. Además, si los árboles sufren de estrés por calor, a veces sucumben a otros factores estresantes, incluyendo insectos y enfermedades fúngicas.

Generalmente los árboles cítricos pueden recuperarse con el tratamiento adecuado y rápido. Aunque el verano no es el mejor momento para realizar una poda importante en los árboles, en estos casos, eliminar las ramas muertas o moribundas puede ayudar a prevenir la infestación de insectos perforadores de madera que podrían estresar aún más al árbol. Los troncos o las ramas de los árboles no pueden sanar en altas temperaturas ya que el árbol está usando toda su energía solo para mantenerse vivo bajo las temperaturas altas.

El mantillo también es muy importante en el proceso de recuperación al agregar nutrientes muy necesarios y ayudar a retener más agua a medida que los árboles sanan, así que asegúrese de regarlos en las cantidades adecuadas.

Ya sea que los árboles estén estresados por el calor o no, es muy importante inspeccionarlos en busca de plagas, especialmente del psílido asiático de los cítricos, cada vez que se rieguen.

El psílido asiático de los cítricos es un insecto muy pequeño el cual reposa sobre las hojas y tallos en un ángulo de 45 grados, que puede propagar una enfermedad mortal incurable llamada Huanglongbing (HLB por sus siglas en inglés), que se ha encontrado en California y no tiene cura.

Deja un comentario

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Síguenos en redes sociales