Para arriba la producción de limón en Michoacán luego de caída por la violencia

Al término del primer semestre del año en curso, la producción de limón en Michoacán presentó un repunte del 5.1 por ciento, con relación al mismo período del año anterior que fue de 237 mil 697. Según los datos del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP), la entidad terminó en 2022, con 249 mil 954 toneladas producidas entre los meses de enero y junio pasados.

El reporte coloca a Michoacán como la segunda entidad que más aporta a la cosecha total de este cítrico a nivel nacional, únicamente por detrás de Veracruz, que acumuló poco más de 435 mil 361 toneladas en el primer semestre 2022 y mantiene su liderazgo.

En el tercer puesto se encuentra Oaxaca, con 147 mil 626 toneladas; el cuarto lugar es para el estado de Colima, que reportó 143 mil 535 toneladas, y cierra el conteo del top cinco Guerrero, ya más abajo, con 48 mil 384 toneladas de limón, según los datos ofrecidos por el SIAP al corte de junio.

Justamente el año pasado Michoacán perdió la supremacía histórica de este fruto, al terminar con 800 mil 219 toneladas su producción de limón, contra las 804 mil 729 que reportaron los agricultores veracruzanos de forma oficial.

No obstante, en la ruta por recuperar el liderazgo nacional, el inicio de año fue complejo para los agricultores michoacanos, principalmente por el impacto de los enfrentamientos armados en zonas altamente productoras, como Tepalcatepec y Buenavista, cuyas producciones se vieron mermadas desde el último trimestre de 2021.

Debido al riesgo implícito de la violencia armada en esta región, campesinos y productores abandonaron sus huertas, tal como reportó La Voz de Michoacán a inicios de año y como confirmó la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) días después.

Esta baja en la producción no solamente significó la caída de Michoacán al segundo puesto en cuanto a la cosecha del cítrico, sino un aumento disparado en el precio del limón, que rebasó los 60 pesos por kilogramo.

De manera adicional, se denunció el control del crimen organizado sobre algunas huertas e incluso la existencia de un “impuesto negro” requerido por el narco y que se dejaba sentir en el costo final al consumidor.

Con el paso de los meses, la pacificación de zonas por el ingreso de las fuerzas estatales y federales, así como la normalización del abasto, el precio del limón se ha estabilizado desde el mes de abril y se encuentra ya por debajo de los 30 pesos por kilo, tanto en su presentación con semilla como sin semilla, de acuerdo con datos de la plataforma ‘Quién es quién’, de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco). El informe coloca en 29 pesos el kilogramo del limón con semilla, y en 27 pesos el del llamado limón persa.

No obstante, el Consejo Nacional de Productores de Limón y representantes del Sistema Producto en la entidad han señalado que tuvieron un alza sensible en el costo de los insumos, específicamente en los fertilizantes, además del incremento que han tenido las gasolinas y combustibles desde el año pasado.

El contexto problemático se ha agravado por la conflicto bélico entre Rusia y Ucrania; la “invasión roja” a la ex república sovietica ha significado un aumento los costos de plaguicidas y fertilizantes pues ambas naciones son las principales productoras y las exportaciones se han reducido desde finales de febrero.

Este escenario coloca un velo de incertidumbre en el precio normalizado del limón, pues, junto con otros productos podría sufrir incrementos bruscos en los próximos meses debido a la problemática generalizada de inflación y el mayor costo de mantenimiento de las hectáreas dedicadas a los cultivos y el transporte.

Deja un comentario

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Síguenos en redes sociales