¿Cuál será el panorama de los fertilizantes durante 2023?

La OMC y la FAO publicaron un estudio sobre la volatilidad actual del mercado de los abonos y su repercusión en la producción agrícola con el fin de dar recomendaciones, donde resulta determinante mantener la apertura del mercado de los fertilizantes para satisfacer la demanda mundial y evitar una crisis de disponibilidad de alimentos, además de invertir e innovar más en el mercado en este sector.

Este reporte menciona que la combinación de los conflictos geopolíticos y los altos precios de la energía continúan generando incertidumbres en el mercado de los fertilizantes. Los analistas consideran que los precios de los fertilizantes han alcanzado ya el pico, pero van a continuar a niveles por encima de los años anteriores.

Los precios de referencia internacionales de fertilizantes comenzaron a cobrar impulso en 2020 y luego se dispararon a mediados de 2021 con muchas cotizaciones alcanzando máximos históricos mes tras mes. Los aumentos más notables se han registrado para los fertilizantes nitrogenados(N), con precios nominales de urea que se han triplicado desde principios de 2020: los precios al contado del Mar Negro (a granel) se cotizaron a 215 dólares/tonelada en enero de 2020 y luego a USD 678/tonelada en septiembre de 2022.

Los precios de los fertilizantes fosforados (P) han aumentado a la par. Los del fosfato diamónico o DAP casi se han triplicado, de 265 dólares/tonelada a 752 durante el mismo período. Si bien el aumento del precio del fertilizante DAP refleja precios más altos para su componente N, también se impactó el precio del fósforo. A diferencia de los precios del potasio (fertilizante K) se mantuvieron menos afectados hasta principios de 2022, y el precio spot de referencia del cloruro de potasio (KCI) incluso disminuyó ligeramente de 245 USD/tonelada en enero de 2020 a 221 USD/tonelada en enero de 2022. Pero, en marzo de 2022, el precio de referencia subió a 563 dólares/tonelada y se ha mantenido en este nivel desde entonces.

En general, es probable que los suministros internacionales de fertilizantes sigan restringidos en el ciclo 2022/23, ya que las existencias son bajas y las tensiones geopolíticas han provocado restricciones adicionales en el suministro, lo que genera preocupaciones sobre la reducción de la disponibilidad y el acceso a los fertilizantes, así como los efectos adversos en la producción de alimentos, y en la disponibilidad de estos.

Es posible que la estrechez general del mercado y la presión sobre las cotizaciones se extiendan a varias temporadas de cultivo por delante. Dicho esto, la demanda de los productores en los principales países importadores ha disminuido durante el tercer y cuarto trimestre de 2022, lo que ha dado lugar a un aumento de las existencias y una presión a la baja sobre los precios de prácticamente todos los nutrientes principales.

El reporte destaca que el mercado de fertilizantes nitrogenados está cada vez más restringido por la oferta, ya que numerosas plantas de producción enfrentan precios altos para el insumo clave de gas natural han cesado o reducido la producción en vista de márgenes más bajos. Las estimaciones actuales de la Asociación Internacional de Fertilizantes (IFA) sugieren que el 50-70% de las plantas europeas de fertilizantes nitrogenados producen a capacidad reducida.

El reporte menciona entre las acciones que existen restricciones al comercio de fertilizantes que deberían abolirse (como por ejemplo las tarifas a la importación de fertilizantes), en cambio facilitar su comercio, pero, a pesar de las restricciones, las exportaciones de Rusia de enero a julio de 2022 se han mantenido en volumen en comparación con las del año anterior. Sin embargo, Bielorrusia ha tenido una caída fuerte de sus exportaciones de fertilizantes potásicos. Rusia es un actor clave en el mercado energético y en el de fertilizantes (primer exportador de nitratos, segundo de fertilizantes potásicos y tercero de fosfórico, y Bielorrusia es el tercer exportador de fertilizantes potásicos. Lo que mantiene la incertidumbre de estos flujos, por el conflicto que aqueja esa región. En el mediano plazo el aumento de la transparencia del mercado de los alimentos y de las políticas públicas relacionadas con los apoyos a los insumos. De manera que los productores puedan prepararse ante cualquier cambio en el viraje del mercado.

Finalmente, trabajar en mejorar la fertilidad del suelo y acelerar la innovación para un uso más eficiente de los fertilizantes, mediante análisis nutricional para informar los programas de fertilización a nivel de campo, apoyar para proyectos que permitan a los países utilizar mapas de nutrientes del suelo para mejorar la eficiencia en el uso de fertilizantes. Los gobiernos pueden considerar apoyar a las organizaciones internacionales para implementar sistemas de innovación para fomentar prácticas que promuevan el aumento de materia orgánica y mayor biodiversidad del suelo para mejorar su fertilidad y capacidad de suministrar nutrientes a las plantas. Así como ampliar los recursos financieros para las asociaciones de investigación global que desarrollan innovaciones en alternativas a los fertilizantes químicos, incluso mediante un mayor uso de biofertilizantes.

Deja un comentario

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Síguenos en redes sociales