Citricultores de Sinanché, Yucatán esperan comercializar el limón hasta en mil 200 pesos

Con la caída de las últimas lluvias por causa de la entrada de los frentes fríos en la región, citricultores de Yucatán comienzan a alistar las plantaciones de limón persa para que empiecen a producir tentativamente durante la Semana Santa.

De acuerdo con Martín Uc Pacheco, citricultor, este año se tiene en expectativa que alcance el mismo valor que la temporada pasada, alcanzando los mil 200 pesos la caja del producto.

Mencionó que, por ahora, el resto de los frutos que quedaron en la última producción del año saliente lo ha estado comercializando en los 12 pesos el kilo dentro de la localidad, pero estima que en los próximos días comience a subir su valor por su escasez que se va a presentar: “Ahora se está dando a un precio barato aquí en el pueblo de Sinanché, pero me dicen que ya va a subir su precio. Prácticamente el limón ya acabó y está por iniciar una nueva cosecha”.

El productor señaló que cuenta con una hectárea de este cítrico y con las lluvias que han caído en la zona Norte los árboles han comenzado a dar sus primeras floraciones y se tiene calculado que en el mes de marzo comiencen a cultivarse; además de que es tiempo en donde comienza a tener su repunte en su valor por la mínima cantidad que se comienza a tener, además de que su alto consumo es alto para la Semana Santa y la Cuaresma.

Para que pueda comenzar antes la cosecha y logre alcanzar los primeros valores altos del limón, el labriego dijo que regar la planta de manera constante logrará que el fruto pueda crecer y desarrollar con mayor tamaño para que pueda darlo en el mercado.

Lamentó que las personas que inician la temporada lucren con ella debido a su comercialización no desarrollada a los consumidores: “Hay gente que baja su limón para vender y no tiene ni jugo, así tierno lo venden, se aprovechan de su valor. Si van a vender algo que sea de calidad”.

Uc Pacheco recordó que la temporada pasada fue para el mes de abril cuando dieron comienzo sus cosechas, en donde lograba al principio seleccionar cuatro cajas que eran pagadas arriba de los mil pesos, monto que era sumamente elevado y que no había alcanzado el fruto: “Hace un año era poco lo que comencé a mandar, pero era limón grande, no pequeño. Ahora queremos que queden de calidad para poder venderlo dentro del pueblo”.

Dentro del mantenimiento que estarán dando, los campesinos combatirán contra la plaga del negrillo, que ha comenzado a atacar a las hojas, dejándolas en tonalidad oscuras. 

Explicó que cuando no es atendido a tiempo, los frutos son contagiados por las hojas: “No es nada malo, no afecta, pero le quita presentación al producto, y si no se combate, puede acabar con la mata, por eso estaremos tratándolo”.

Los citricultores de la localidad esperan que se presenten nuevas lluvias para que las plantaciones puedan aprovechar los nutrientes del agua de los chubascos para que puedan tener mayor desarrollo en las producciones que estiman tener en tres a cuatro meses.

Deja un comentario

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Síguenos en redes sociales