Antracnosis Colletotrichum gloeosporioides

antracnosis

La antracnosis puede presentarse en tus cítricos,  el hongo que la provoca es el Colletotrichum gloeosporioides.

El género Colletotrichum es causante de enfermedades prácticamente en todas las cosechas agrícolas del mundo.

Los síntomas típicos de la infección por este hongo se denominan “antracnosis”, que se caracteriza por el hundimiento necrosado del tejido donde se producen masas de conidios dentro de un acérvulo.

La antracnosis se presenta en tejidos de plantas en desarrollo y maduros, afecta frutos durante su desarrollo en el campo así como frutos maduros durante su almacenaje. 

¿Dónde se ubica la antracnosis?

Esta enfermedad se encuentra prácticamente en todas las áreas donde se cultivan cítricos y llega a ser la causa principal de las pérdidas de fruta en postcosecha.

Algunos estudios estiman pérdidas en postcosecha de hasta el 17 % por esta enfermedad, pero si el ataque es severo aunado a un mal manejo este porcentaje puede incrementarse.

No obstante, es una enfermedad que puede afectar hojas, ramas y frutos, ocasionando el mayor daño en este último o al menos el más perceptible, ya que repercute directamente en la calidad  de los mismos.

Aunque también es común encontrarlo ocasionando daños a otros cultivos como aguacate, plátano, cítricos, mango, entre otras frutas tropicales.

Sintomatología 

La antracnosis causa lesiones,  inicialmente son superficiales, de color rojizo o café claro con una apariencia acuosa y de forma circular, creciendo hasta 2.5 cm o más en diámetro.

Al progresar la enfermedad, en la superficie del fruto se pueden formar masas de esporas de color salmón o rosado-naranja, llegando a formar patrones de anillos concéntricos en las lesiones hundidas.  

Las lesiones pueden ser de color café claro o salmón, pero al final se vuelven de color café oscuro o negro.

No obstante, varias de estas lesiones pueden crecer juntas y producir una lesión mayor, irregular y compuesta, a pesar de ello algunas veces cada una mantiene un borde bien definido.

Las lesiones se hunden pero generalmente no profundizan en la pulpa de la fruta, ya que la pulpa que es afectada por la enfermedad adquiere un sabor amargo.

Otro síntoma común de la enfermedad son las lesiones conocidas como “mancha chocolate”, las cuales son de color rojizo-marrón con forma irregular o circular y de diámetros que van de 1 a 10 mm.

Pero al continuar madurando la fruta, las manchas crecen rápidamente formando lesiones circulares y hundidas de hasta 20 mm de diámetro.

MÉTODO DE CONTROL

Haz clic en el nombre para más información.

Ingredientes activos químicos

Ingredientes activos orgánicos

Deja un comentario

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Síguenos en redes sociales